Eshu-Eleggua ¡Descubre más acerca de este vínculo entre lo positivo y lo negativo! (1)

Eshu-Eleggua ¡Descubre más acerca de este vínculo entre lo positivo y lo negativo!

Publicado por

Eshu-Eleggua es una deidad de las muchas que existen en la religión Yoruba, respetado y temido por sus fieles y más devotos y es aquel que rige las manifestaciones de lo malévolo en este mundo.

No hay ningún religioso que no exprese la importancia de saber cuidar a Eshu, y que para lograr que se manifieste lo benévolo debemos cambiar teniendo en cuenta el mal, y tomar sus precauciones para evitarlo.

Eshu-Eleggua
Eshu-Eleggua

Debemos tener en cuenta que Eshu representa las desgracias, cuando no estamos en sintonía o balance con todo lo que nos rodea.

Cuentan los patakies Yorubas que Eshu-Eleggua se la pasa haciendo trampas, también engañando a los Orishas y hombres por igual.

  • Nota importante: Eshu-Eleggua es de exclusiva potestad de los babalawos, ellos lo cargan, entregan y también consagran por medio de múltiples elementos que otorga la naturaleza misma 

En la práctica de ifá los Eshu se confeccionan de múltiples formas, claro, todo depende de su camino, por ejemplo se usan materiales cómo cemento, madera, cedro, la ayúa, el ébano y muchos otros más…

Cabe mencionar, que todas estas representaciones se hacen con un hueco en su interior, ya que por dentro van cargadas de secretos; también se les adorna con caracoles, plumas y cuencas, todo depende del camino religioso de la deidad.

Eshu y Eleggua ¡Diferentes deidades, diferentes poderes! 

Eshu-Eleggua es una particular e interesante representación de la religión Yoruba, podemos llamarlo ese constante vínculo entre todo lo positivo y negativo, de esa acción-reacción.

No existe problema sin respuesta, no hay crisis que no tenga una solución, así de esta forma es como se manifiesta esta pareja de energías diferentes.

Es muy bien dicho que cuando un hogar se encuentra protegido, es porque Eleggua hace presencia en él pero cuando existen problemas, es que ha entrado Eshu, puesto que su objetivo es llevar el caos para que luego exista un balance.

¿Quién es Eshu-Eleggua exactamente? Equilibrio de más energías 

Eshu-Eleggua es una deidad y usualmente llega a nosotros representado por una cabeza de cemento, cuyos ojos, oídos y boca se encuentran representados por caracoles o también conocidos por cauris.

La mayoría de los Oshas y también Orishas se hacen acompañar por un Eshu específico, que como ya te habíamos mencionado anteriormente, es la forma de mantener el balance.

Eleggua por su parte es la primera protección de cualquier persona, es un Osha, es potestad de los oloshas y es el guía, el que abre los caminos y está simbolizado por un ota.

Este vive detrás de las puertas de nuestros hogares, y es necesario contar con su ayuda en las diferentes situaciones de nuestra vida.

No obstante, el tema de recibir a Eshu-Eleggua cómo una sola deidad es un tema muy debatido en la religión, uno que se responde con ayuda de múltiples patakis.

Pero eso sí, la conclusión nos indica que Eleggua es una deidad, una divinidad, mientras que Eshu por su parte es una entidad que forma parte de la religión Yoruba.

Pataki sobre el nacimiento de Eshu-Eleggua ¡La deidad de lo malo y las desgracias! 

Cuenta el pataki que Orula y su esposa deseaban desesperadamente tener un hijo, pero no lo conseguían, fue así como acudieron al gran padre Obbatala para que los ayudara en esa tarea.

Obbatala les pidió tener paciencia en todo momento, pues él estaba ocupado tratando de crear con arcilla a los hombres, fue tanta la insistencia de la pareja, que el gran Orisha les regaló la figura que estaba creando.

Entonces fue así que Obbatala les dijo que debían poner sus manos doce meses exacto sobre la figura, así luego del tiempo previsto podrán tener el hijo que tanto deseaban.

Luego del plazo indicado el hijo cobró vida, la pareja decidió ponerle al pequeño Eshu, cuando nació ellos sabían que el niño no era normal, ya que comenzó a comerse todo lo que se encontraba a su paso.

Los 201 caminos hijos de Orula 

Un día, Eshu-Eleggua se comió todo lo que existía en la tierra incluyendo los animales, plantas y hasta las piedras, fue tan osado, que decidió ir hasta su casa para comerse a sus pobres padres.

Pero a Orula su oráculo lo había alertado y también aconsejado de estar ese día con su machete en mano, así fue que cuando eshu entró en casa, lo persiguió mientras que lo cortaba con su machete y de cada pedazo nacía un nuevo Eshu, hasta llegar a los 201.

Cansado de ser perseguido y cortado por su padre, Eshu se detuvo y le propuso un trato a Orula; diciéndole que cada una de sus partes sería un hijo para él, y que los podía consultar cuando fuese necesario.

El adivino estuvo de acuerdo, pero le pidió devolver todo lo que se había comido, así que Eshu lo hizo, dejando que todas las cosas ocuparan nuevamente su lugar en la tierra nuevamente.

Ya conoces un poco más acerca de Eshu-Eleggua, y como fue que ésta deidad comenzó sus primeros pasos en la tierra, y el por qué es potestad únicamente de los babalawos.

Un comentario

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.