A Eshu se le deben colocar tres garabatos si deseamos resolver problemas y vencer dificultades

A Eshu se le deben colocar tres garabatos si deseamos resolver problemas y vencer dificultades

Publicado por

Es bien sabido gracias a un conocido pataki Yoruba, que Eshu salió a caminar por la tierra disfrazado de mendigo para probar la bondad de todos sus hijos. Conoce mas acerca de este pataki yoruba de los tres garabatos a Eshu.

Este fue tocando la puerta de cada casa por dónde pasaba, pidiendo en cada una de ellas limosnas y en todos los sitios donde llegaba lo trataban bien y le ofrecían casa cosa que este pedía.

A Eshu se le deben colocar tres garabatos si deseamos resolver problemas
A Eshu se le deben colocar tres garabatos si deseamos resolver problemas

A través de este pataki que te contaremos a continuación, surge la conocida historia de que todos los hijos de Eleggua deben ayudar a las personas en situaciones de calle (mendigos).  

Los hijos de Eleggua deben ofrecerle su mano amiga, ya que el dueño de los caminos, Eleggua, se presenta ante sus hijos de esta forma para conocer lo que en sus corazones vive. 

Pataki dónde Eleggua le da una lección de humildad a todos sus hijos ¡Tres garabatos para Eshu!

Eleggua iba complacido y contento hasta que llegó hasta la casa de su último hijo, quien al darse cuenta quien llamaba a su puerta era un mendigo, lo trató muy mal y le negó la limosna.

Eshu enfurecido por tal acción decidió tomar asunto en el tema, así fue como decidió darle una lección por su acto tan grosero.

A la mañana siguiente el hombre salió a la plaza del pueblo, apenas recordaba lo que había pasado el día anterior y su acto que enfureció al dueño de los caminos.

Caminando en la plaza vio al mendigo pasar entre las demás personas que ahí estaban, y sin esperarlo se desató un gran pleito en el mercado donde todos fueron detenidos hasta aclarar tal situación.

Luego de que la justicia llevara a cabo algunas investigaciones, todos los testigos señalaban al hombre como el autor de todo el problema que ahí se originó.

Hecho que él aseguró en varias oportunidades era incierto, pero no aparecían las pruebas para corroborar lo dicho por este y así poder probar su inocencia.

Eleggua le indica a su hijo lo que debía hacer para salvarse del Osogbo que lo perseguía 

Una noche mientras el hombre dormía se le apareció y le dijo al oído lo que debía hacer para salvarse.

  • El hombre prestó mucha atención a lo que Eshu le decía, y tomó tres garabatos que Eleggua le entregaba con los que iba a resolver todos los osogbos y las acusaciones en su contra 

Eleggua sabía que su hijo era inocente y lo había puesto en esta situación para que no fuese tan soberbio, una lección que el pobre jamás olvidaría.

Luego de esto, Eleggua se adentro en el sueño de todos los testigos indicando que ya era el momento preciso para que toda la situación se aclarara, por lo que debían cambiar sus testimonios.

El poder de los tres garabatos de Eshu salva de la desgracia  

Al amanecer la delegación estaba repleta de personas, todas ellas afirmaban haberse equivocado haciendo falsas acusaciones hacía el hijo de Eleggua.

Por lo que a la justicia no le quedó más opción que dejarlo en libertad, saliendo absuelto de cualquier problema por faltas de pruebas en su contra.

  •  Cuando el hijo de Eleggua llegó a su su casa en agradecimiento a su padre, este le dió tres pollitos y le colocó los garabatos, desde ese precioso momento prometió a Eleggua corregir su conducta y ser más generoso con quién lo necesitara

A partir de ese día cada vez que tenía algún tipo de problema, el hijo de Eleggua hacía uso de los tres garabatos de Eshu, lo que fueron en su vida un poderoso talismán para atraer la buena fortuna y alejar todos los problemas.

¿Qué te ha parecido este conocido pataki de los garabatos de Eshu-Eleggua? No hay duda alguna que el dueño de los caminos no tolera la soberbia, las injusticias y que sus hijos no sean humildes.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.