receptáculo de madera

¿Por qué el adivino Orula habita en un receptáculo de madera?

Publicado por

Orula es considerado como el gran adivino de ifá, es la deidad encargada de cuidar y proteger el destino de todos los seres humanos acá en la tierra, y esto lo hace brindando sus sabios consejos y ebboses. 

Además que Orula es el santo que representa la inteligencia misma, el oráculo de ifá es aquel con el que este poderoso santo nos libra de males y enfermedades. 

El oráculo de ifá sobrepone todas las cosas buenas en este mundo por encima de todo. Y es que este es uno de sus deberes que le dio Olodumare para cuidar el mundo, el de mantener un equilibrio entre las fuerzas sobrenaturales y nosotros los humanos. 

El receptáculo sagrado de Orula 

Orunmila vive en un receptáculo de madera debido a que este es considerado como su elemento natural por excelencia. 

Cabe destacar que su tablero y su ekuele están fabricados con este mismo material. 

La misma madera lo conecta con el espíritu de la madre naturaleza, que al mismo tiempo establece un vínculo que se considera inquebrantable con Ozain el orisha protector de los secretos que están relacionados a las hierbas y plantas del mundo. 

[rb_related title=»Te puede interesar» total=»2″ style=»light»]

La madera como el elemento natural por el cual el oráculo de ifá se manifiesta 

La relación entre orula y la madera proviene desde el día de su nacimiento, y esto se debe porque fue ocultado en las entrañas de un árbol por Eleggua, el santo el cual es dueño de todos los caminos con el objetivo de salvar su vida. 

Mucho tiempo después de eso, y gracias a ese mismo árbol obtuvo su primer tablero y ekuele a manos de Shangó. 

Shangó creó estas piezas con el fin de que Orula las emplea para el arte de la adivinación, beneficio el cual obtuvo y supo emplear con justicia desde el primer día en que recibió su consagración en lo que hoy se conoce como Regla de Ifá. 

Gracias a la ayuda de este tablero Orula trabaja realizando predicciones y ebbos, todo esto con el fin de ayudar a quien toque  su puerta. 

Es un orisha totalmente desinteresado, ya que jamás hace un bien esperando que le den algo a cambio. 

Cabe destacar que una de las cosas que este orisha no perdona jamás es la tradición y el egoísmo, pues cree firmemente que estos defectos requieren de una corrección inmediata. 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.